El Logos Femenino

Inanna permanece impertérrita a lo largo de la existencia, como auténtica fuente de inspiración para el aspecto femenino, en toda su voluntad de Ser y Existir.
En este blog compartiremos la sabiduría femenina, recuperaremos sus costumbres, ideas, sentimientos y abogaremos para que este pilar que conforma una mitad de un todo, sea indivisible por siempre jamás.
Bienvenid@s a LA TIENDA ROJA

El Linaje Femenino

¿Qué es el Linaje y porqué es importante?

Es obvio que LINAJE es el vínculo y relación que un individuo sostiene respecto a su origen y a su descendencia, a través del concepto generacional del parámetro “tiempo”. El linaje representa una condición que une y unifica ese vínculo en un todo inseparable. En el caso del árbol generacional, el linaje de un individuo lo generarían los enlaces genéticos con sus ascendentes y sus descendientes.
El motivo por el que en este trabajo destacamos el linaje y le damos importancia en la capacitación como seres individuales, respecto al núcleo familiar que nos acogió y nos vió nacer, es muy sencillo, mientras mí yo representa el presente absoluto con respecto al espacio-tiempo que ocupo, mis ascendentes representan mi pasado y mis descendientes mi futuro. Eso hace que ese todo que forma el linaje familiar, se convierta en algo tan propio de uno, que es imposible ignorar.
En cualquier proceso de sanación, es necesario trabajar con el pasado para desvelar el conflicto del presente y poder construir un futuro sano, que no perpetue el desequilibrio.
Trabajar el linaje femenino en el caso de las mujeres, es sanarse como género y aprender a vivir en armonía con quién una es y con el otro género, solamente desde esa armonía y consciencia es posible generar una vida plena y con las satisfacciones propias de un perfecto arquitecto de futuro.


Los Conflictos Generacionales Femeninos

Como ya sabemos, la masa crítica más relevante de nuestro karma se encuentra ubicado en nuestro inconsciente familiar. El karma siempre será liberado de forma inconsciente, esta es la manera de garantizar que el aprendizaje ha sido integrado en el propio instinto, así queda también garantizada la evolución del individuo y de la especie humana. Por tanto, ahora podemos comprender que nuestros grandes conflictos estén principalmente en el seno familiar.
Cuando en algunas de nuestras encarnaciones, dentro de nuestro inconsciente familiar, producimos un desequilibrio energético, ya sea mental o emocional, físico o espiritual, la recuperación de ese equilibrio hace que el error – que ya sabemos que no existe - se convierta en el suelo por el que caminaremos en el proceso evolutivo en el que estamos imbuidos.
La resolución de los conflictos, con los diferentes miembros de nuestra familia, va a marcar nuestra propia evolución y la de todo el conjunto familiar.
Los conflictos generacionales ubicados en la línea constelar femenina, están registrados en todos los miembros femeninos de la familia, a nivel energético y también celular. Esto es así, para que generación tras generación, contengan la finalidad última de equilibrar el conflicto original. Se podría decir que todas las mujeres están juntas y unidas en una mónada femenina, que tiene idéntico objetivo experiencial. Sería una mónada dentro de una mónada. No olvidemos que todo ello se produce de forma inconsciente y que las diferentes afectaciones de esta programación quántica, solamente se desvelarán a través de la repetición de hechos concretos que afectan la vida de las portadoras. Por ejemplo, edad de encontrar pareja, tener el primer hijo y afectación profesional. O bien, abortos, incluso muerte del primogénito en todo el linaje. Existen múltiples tipos de repeticiones propias de una falta de identidad clara, es decir, de una falta de individualización del alma, como explicamos en nuestra Escuela, en la 2ª Etapa del Camino, en la parte de Psicogenealogía.
Así podríamos enumerar muchos más tipos de conflictos, expresados en programas de repetición que condicionan la vida de las portadoras, este sería uno de los motivos por el que podríamos hablar en términos genéricos, que la maternidad está en un proceso de clara inmadurez todavía, en este planeta.
El camino del amor incondicional del aspecto madre es inmaduro, y sólo un pequeño porcentaje de expresiones femeninas, muestran esta energía como referente, para que todas lo podamos alcanzar.
Si la energía que fluye entre las mujeres de nuestro árbol familiar es sinérgica y constante, no hay bloqueos, podremos sentir que la vida nos acompaña, todo nos fluye y podremos experienciar la abundancia en su máximo esplendor.
Alineando nuestro Linaje Femenino podemos decir que nuestra alma puede tocar la tierra y así caminar seguras y empoderadas.


LA LUZ Y LA SOMBRA DEL ARQUETIPO FEMENINO

Es evidente que en nuestra personalidad encarnamos unas cualidades de carácter muy fácil de ser identificadas por nuestro entorno y por nosotros mismos, si hemos realizado un ejercicio de autoconsciencia libre de velos.
En la tabla inferior, ofrecemos un ejemplo de lo que podrían escenificar las fases de evolución de conciencia propias del género femenino, en su cualidad de luz, lo que nos ilumina y caracteriza como algo positivo, y en su cualidad de sombra, lo que nos apaga y nos impide iluminar que todavía está en proceso de evolución.

ARQUETIPO
SOMBRA
LUZ
NIÑA
No quiero crecer
Renazco desde mi Esencia
DONCELLA
Vivo para él
Él y Yo somos UNO
GUERRERA
Mi vida es una lucha
Mis armas son internas, soy libre
MADRE
Sin mí no eres nadie
Los Hijos son de la vida, yo solamente un vehículo para dar vida
VIEJA
La vida es lo que me han enseñado
La vida es mucho más que puras creencias
BRUJA
Tengo el poder en mis manos, hago lo que quiero con él
Soy Mágica, porque amo mi esencia humana y mi halo divino


ARQUETIPO NIÑA

La Sombra de la Niña
Una personalidad cuya sombre está escenificada y expresada con voz de NIÑA, es una personalidad con un anclaje muy poderoso en la fase infantil y lo que ello conlleva, que los progenitores tengan a día de hoy un claro dominio sobre su camino de vida, ejerciendo condicionamientos propios de una gran inmadurez.

La Luz de la Niña
Esta personalidad, aunque muestre un gran halo de ingenuidad, candidez, pureza y alegría, además transmite una poderosa conexión con su propia esencia, la misma que fue visible en su más tierna infancia, expresando una personalidad de niño sabio.


ARQUETIPO DONCELLA

La Sombra de la Doncella
La personalidad de la Doncella en su aspecto más inmaduro, escenifica una mujer poseída por una clara debilidad de carácter, que cree que solamente un hombre puede ofrecerle lo que ella nunca propia obtener por sí mismas, pues la Doncella se encuentra fuertemente arquetipada por esa creencia patriarcal que dice que la mujer nació del hombre y para satisfacción de los instintos del hombre.

La Luz de la Doncella
Esta personalidad enfoca el sentido de su vida en la relación de pareja, en el sentimiento de unión y plenitud que ofrece la comunión de ambos géneros, sabiéndose iguales, poderosos cuando se individualizan y superpoderosos cuando se unen. La vida de amor de pareja representa su claro sentimiento de plenitud.


ARQUETIPO GUERRERA

La Sombra de la Guerrera
La sombra de la guerrera es una sombre muy poderosa en esta personalidad, pues se caracteriza por haber construido grandes muros a su alrrededor como símbolo de su vulnerabilidad y de su necesidad de autodefensa. Tras la muralla intenta nacer una gran mujer que desea individualizarse y conocerse sola, lejos de nada ni de nadie, para ello crea un carácter fuerte, distante, incluso arisco, pues teme desmoronarse y perder esa fuerza que le da sentimiento de ser poderosa y de que nada puede con ella. Se enfrenta a las más terribles batallas, todos los días, el ataque y la disputa son su vida diaria, no sabe hacerlo de otro modo para hacerse valer. Rechaza a menudo los sentimientos que creen que la pueden debilitar y dejarla sin fuerza. Su vida es constante lucha en territorio hostil.

La Luz de la Guerrera
A través de la fuerza que ha sabido desarrollar en sus grandes guerras con la vida y sobre todo consigo misma, algo hermoso brota de su interior, es lo más semejante al arquetipo de Lilith, una mujer que puede vivir sin condicionamientos paternos, sin deseos de formar pareja, sin necesidad de ser madre, sin estar condicionada por creencias y que sabe que si sostiene el espíritu de Lilith, alcanzará a despertar su magia interior, pero será magia verdadera, mientras prevalecerá con la bandera en alto, dejándose ver, para que todos sepan de su existencia y sobre todo de su libertad, lo único que la hace Guerrera en esencia.


ARQUETIPO MADRE

La Sombra de la Madre
Estamos hablando de una Madre con grandes sentimientos a su entender hacia los hijos, dice que los ama tanto que los quiere siempre niños, porque este es el único modo de que los pueda seguir dominando y ella expresando esa personalidad maternal con la que tanto se identifica. Es una Madre muy posesiva y condicionante para los hijos, quiere que sean una prolongación de ella y de todas sus frustraciones. Los imbuye de miedos y limitaciones en lugar de animarlos en convertirse en seres libres, pues si se liberan del cordón umbilical ella se desempodera como Madre y puede llegar a perder sentido su vida. Son muy dominantas y falsas dadoras de amor, aunque se creen grandes madres. Si alguno de sus hijos le fallan, están perdidos, ella nunca les perdonará la traición.

La Luz de la Madre
Esta personalidad maternal es verdadera y resonante con las cualidades esenciales de la Madre Cósmica, quien se reconoce como intermediaria entre el Cielo y la Tierra, y como tal simplente es un vehículo que se entraga por puro amor a la vida, para que otras almas puedan tener una experiencia humana. Sus hijos paridos, no son suyos, son de la vida, y cualquier hijo de cualquier mujer tiene el mismo lugar en su vida que sus hijos paridos, pues su vínculo con el aspecto hijo es de alma y no de cuerpo.


ARQUETIPO VIEJA

La Sombra de la Vieja
Esta personalidad ha vivido muchas vidas ya, pero esas vidas han estado seriamente condicionadas por dogmas y doctrinas, u otras formas de pensamiento que la han atrapado en múltiples condicionamientos, que aún hoy, pese a su edad, no le permiten ser libre, pues todo lo que aprendió tiene un peso específico muy elevado en su alma y teme traicionar al creador. Habitualmente son personalidades con una riqueza de vida muy religiosa y dependiente de sus creencias, con claras resistencias evolutivas, pues cualquier cosa que se salga de la “normalidad” es pecado.

La Luz de la Vieja
Su Luz es espectacular, la Vieja ha retirado todos sus velos, su mente se ha expandido porque ha sabido conectar con su corazón y le ha ofrecido protagonismo. Ya no le importa el dogma, ha podido dar muerte a la Vieja que no sabía vivir siguiendo los pasos de su corazón y lo hacía siguiendo el dictado de sus creencias. Esta personalidad Vieja es la que ha despertado al mundo de lo intangible y se reconoce ahí, se siente amada por la vida y ama la vida, incluso lo que nunca se permitió vivir, pues cuando lo ve en otras mujeres ya no las juzga, sino que se alegra de ver que toda esa riqueza está siendo vivida por sus congéneres. Su sabiduría de vida, se hace evidente y la dimana con toda su alma.

ARQUETIPO BRUJA

La Sombra de la Bruja
Se trata de una personalidad con grandes poderes transpersonales, que todavía no ha madurado suficiente su campo emocional y que sabiéndose poderosa de magia, sus emociones la pueden traicionar y desde ese ego, utilizar sus poderes para conseguir lo que desea, sin que eso la divinice, sino más bien la conduzca a lo más bajo del mundo donde habitan las sombras que se alimentan del miedo y el odio.

La Luz de la Bruja
Aquí el alma ha conseguido encarnar una personalidad que se siente armonizada con su condición humana y con todo lo que existe y por ende, se siente una expresión encarnada del Cielo en la Tierra, pudiendo distinguirse ese halo de divinidad que ha aprendido a madurar y que ahora ya puede mostrar al mundo, pues es su verdad.


Núria Gómez - de pseudónimo Joanna Escuder
Facilitadora de TEMPLE INANNA
Este Artículo es un extracto del texto del dossier de la 
5ª Etapa del material de la Escuela de Temple Inanna

LA VARETA DE PODER


De bruixa a bruixa,
d’escriptora a escriptora”
Joanna Escuder, 7de juliol de 2017

Lluent i sàvia vareta   
sóc d’un cristall que batega 
amb el tel·lúric anhel  
de l’obaga de la terra 
feta llum en cada veta 

Qui amb mon poder no combrega 
hi tindrà a la ment el vel 
que de ben endins l’encega, 
la boca plena del fel 
amarg que sempre el rosega 

Què és la màgia? et demanaves 
poc abans que jo et trobés 
després de set anys tancada 
a la fosca d’un bagul  
que era bressol i taüt  
de la pedra que buscaves  

La màgia és que em despertés 
el set del set del dos-mil
disset, després de set anys
de profund son mineral
i que tot d’una cridés
a la bruixa que em deixés
d’aquella constel·lació
a la vista teatral.

Tu volies ser escriptora
i el desig cristal·litzà
en mon cos petri de quars
i en ma punta llapissera
de vareta encisadora

Amb tu decidí marxar
per vetllar ton despertar
com a bruixa i escriptora
i un cop que d’ambdues arts
en dominis el conreu
et diré deixa’m anar
a la cerca d’un relleu.

Lluent i sàvia vareta
de dues bruixes que escriuen
i que amb Morgana somien
d’Àvalon l’adveniment
entre boires de cometa. 
                                                             Blanca Puignevat
Tarragona, 13 d’agost de 2017

ODA A LA IL·LUSIÓ


... Ara ja fa un temps... vares tornar a marxar... recordo aquella mirada... aquella que tot i la paradoxa del moment... només em feia sentir... vaig sentir el batec del meu cor de nou... va ser aquell un instant en el que vaig saber que tot i no coneixent-te... et coneixia... eres especial... ets especial...
La vida ens ha posat alguna volta plegats... potser de manera inintel·ligible... mirades penetrants... sorprenents... d’intercanvi... fins i tot desig de tocar-nos... potser d’abraçar-nos... però sempre des de la llunyania... però vaig poder sentir la il·lusió... ho vaig  sentir.. vaig poder recollir aquell petit pot de mel... aquell que m’advertia de la teva dolçor... sempre encoberta... és clar...i si!... ho vaig tornar a fer... el meu cor tornà a ballar al ritme del seu batec... de nou vaig saber esbossar la il·lusió... fins i tot aquell dia... sense ni tan sols saber-ho ens vam permetre beure plegats d’aquella mena d’elixir... petit... molt petit... amb un color groc... verd esperança... dolç...fort...acaronat per aquell bell cristall que tu mateix vares aconseguir... només un parell de glopets... un tu... un jo... i em vaig poder preguntar... quiets?... i va ser allà... en aquell indret... lloc d’inspiració pels segles dels segles... amb càrregues... també amb alliberacions ancestrals... premissa de decisions, afers, enllaços... també dissolucions... sempre especials...
...indret que sóc capaç de reconèixer com part de la meva gran gruta... i aquí estaves... així ho vaig sentir... però ho vaig tornar a fer... i vas marxar... i de tal manera que poder tornar a agafar-te la mà... sigui tan difícil... que es dibuixi gairebé improbable... que s’albiri gaire bé impossible... ben lluny del compromís però també ben lluny del veritable anhel del meu cor... al cap i la fi... de compartir... de permetre’ns sentir i simplement deixar-nos portar i recollir-nos en l’embolcall duna abraçada... aquella que fa plorar però que alhora dibuixa un somriure... el que deixa escapar un sospir... i diu... ara si!... però és clar... des de l’esboç de la por és molt fàcil deixar-te enlluernar per la foscor de tot allò que et diu... que t’ofereix... que es brinda a donar-te tot allò que per altra banda també vols... lluny del desig... i tenint així la certesa que no cal passar pel gran peatge del compromís... aquell que només ho és amb tu mateix... aquell que t’has permès boicotejar  tota la vida... i que no és més que por... por a la frustració... sense ser més que la falta d’humilitat per permetre’t mostrar-te tal i com ets... lluny de descriure i preveure patrons de conducta en els que en realitat coneixes que estàs entrant... doncs ets tu mateix qui de nou els estàs creant... només per mantenir-te en la certesa de que tot allò també acabi... i recuperar doncs el que “creiem” és la nostra llibertat... i no és més en realitat  que la nostra pròpia presó... tot el que et priva de permetre’t viure en la LLIBERTAT de ser tu mateix... de donar i sobre tot obrir-te a rebre... amb l’esperança de viure la plenitud de la serenor... també compartint... pot ser fins i tot amb algú... també dormint-la... sommiant-la... sense projeccions... fins arribar al punt en que l’esperança sigui fins i tot més gran que la veritat... i serà llavors quan la vida et posarà davant... ensurts... i et dirà... aturat!! que estàs fent... per què corres tant? per què no pares quan t’estan fent parar?... en definitiva per acabar aturant-te al seu davant... i demanar si us plau que et permeti continuar fins que creguis estar fora de perill... moment en que seràs capaç de dir-te... és cert... haig de parar... però aquest cop per tornar a començar... i és llavors quan et pots permetre acceptar que és aquesta una experiència amb la que també estàs creixent... en totes les dimensions possibles... i que l’extern... tot aquell soroll... els crits... no són més que tot el que t’estàs dient a tu mateix... que totes les restriccions imposades... no són més que tot allò que tu no et permets... tot el que coloreja la por... i només per fer-te adonar  i acceptis que tens POR... i et convida a que acullis una possible caiguda com un altra possibilitat d’aixecar-te... que també forma part del nostre gran aprenentatge... perquè quan aprenem a caure... és per que ja som capaços d’aixecar-nos..
Alça el cap... mira el cel i digues que si! que vols fer-ho... que desig es viure la vida d’una altra manera... agraint cada ensurt... cada tremolor... per que ha estat gràcies a ells que has estat capaç de fer el recorregut que t’ha portat a arribar a la comprensió de part de la gran obra teatral... aquella que té cabuda entre els bastidors del gran escenari que és la nostra vida...
Veure que poder arribats a aquest punt... no és moment de demanar ajut allà on vares néixer... tu il·lusió... doncs poder ets tu mateix qui ara has de permetre sostenir-te... lluny de les excuses... les acomodades explicacions... només ja..tan sols l’acceptació de que si! ho he fet... i des de aquí arribar al per a què ho he tornat a dibuixar... sabent que ara... de nou... he convertit aquell desig de llibertat... de compartir... en definitiva... LA IL·LUSIÓ... potser en una altre impossibilitat... aquella que avui em permeto desitjar seguir escrivint com un baf a l’esperança... a qui li recordaré que tot és possible si un realment vol que passi... si ho desitja des de el batec del seu cor... moment en que parlaran les seves mans  i abraçaran aquesta esperança.... qui ja deixarà de ser-ho per que ja s’haurà convertit en veritat... si més no en la d’un mateix...

                                                                                                                                               LAER NAJ

EL EGO Y LOS PERSONAJES QUE HABITAN EN MÍ

Imagen relacionada

¿Pero qué es el Ego? Esta aclaración es muy importante, ya que nos podemos encontrar con infinidad de definiciones. Siguiendo las bases teosóficas, Ego es aquella parte del individuo que siempre le impulsará a ir a conocer esa individualidad y por ende al conocimiento de quien es. Así pues el Ego está contenido en todo lo que existe y que no conoce lo que en si es. En las primeras fases de experimentación y cuando la memoria de aquello que somos está más velada que nunca, esa búsqueda de uno mismo tiene una forma o masa crítica muy importante. El ego en estas fases es lo que nos ayuda a centrarnos en nosotros mismos y no perdernos en el entorno, aquí el ego está unido muy fuertemente al instinto de supervivencia, “necesita matar para comer”, por ejemplo.
El yo egoico, se convierte en el medio y en el fin de toda su existencia, aquí la madurez de la experiencia no existe, por lo que en él no hay ni un ápice de conocimiento de uno mismo, NO SÉ QUIEN SOY, esto nos lleva a ver nuestro entorno con recelo incluso con miedo, empezamos a experimentar el rechazo de los demás, la aplicación de las ideas como únicas y diferentes para cada ser, en definitiva, vivimos soledad e incomprensión ya que esto es lo que sentimos por dentro hacía nosotros mismos.

Las etapas de la vida en este plano serían un ejemplo claro de lo que se pretende explicar sobre la evolución del ego.

Cuando nacemos y somos unos bebés indefensos funcionamos de forma instintiva, es decir lloro cuando tengo hambre, duermo cuando tengo sueño, sólo hay supervivencia y no hay entendimiento y conocimiento del entorno. Aquí también se ve muy claro la necesidad de todo Ser de sentirse amado por lo que es, sin juicios ni dudas, si esto no lo recibe intentará llamar la atención a toda costa, ya que si no me miras y no me ves, yo no existo. A medida que crecemos nos vamos haciendo conscientes del entorno, ahora ya podemos relacionarnos con los demás y esto se convierte en una prioridad sin dejar de ir caminando desde nuestro yo. Jugando, interacciono, me conozco y conozco al otro, empiezo a entender los límites, aunque los límites implantados por los demás no son aceptables para el ego en esta etapa.
En la búsqueda de mí mismo, los limites los pongo yo, y aquí es donde el juego se convierte en un pulso con el entorno. El ego estudia muy bien como burlar esos límites o bien como dominar para poner sus propios límites a los demás.


Esta es la etapa en la que el ego hace un despliegue de creatividad y crea unos personajes que le van a servir a sus fines, para sentir que sólo él puede dominar el medio. La fuente de creación de estos personajes no es otra, que la base arquetípica que está consolidada a través de la experiencia en el inconsciente de la humanidad. Por medio de la experiencia y de que existe el “círculo no se pasa” – ver definición en el siguiente apartado - esta etapa es pulida y elevada, a medida que el ego va creciendo y madurando en el conocimiento del entorno y en las causas y efectos de toda acción. 

En estas primeras etapas de la experiencia de un Alma, hay un increíble despliegue de ayuda y sostenimiento por parte de los guías asignados a tal efecto por nuestro Ser Superior y por el propio Plan. En esta etapa los personajes pueden ser de lo más variopinto, dependiendo de aquello que el entorno nos produzca y nos cueste más gestionar, por ejemplo si sentimos miedos, crearemos un personaje que nos haga creer que somos más grande que él. Si sentimos soledad, crearemos un personaje que funcione muy bien para hacer que los demás nos quieran y dependan de nosotros, de esta forma creeré que todos me aman y me sentiré seguro. La búsqueda de Amor en los demás nos seguirá siempre, ya que esto es la base principal de la existencia. Si no quiero sentir dolor, evitaré a toda costa toda relación o acción que imagino que me va a crear ese dolor que tanto rechazo y crearé un personaje superficial e irresponsable que me ayudará a no llegar a esos límites, que creo no estar preparado para asumir.
El Plan de Vida con el que venimos en cada encarnación, tiene la misión de desenmascarar a estos personajes a través de los escenarios o sucesos que la vida nos va a ir presentando, y que nos obligará a quitar los velos que no nos permiten ver, nuestras propias creaciones.

De esta forma al hacernos conscientes de lo creado y todavía con inmadurez, pasamos a la etapa de creer  que todo lo externo tiene la culpa de mis males y de mis creaciones, aquí es cuando la autoconsciencia empieza a ser una búsqueda para asumir la responsabilidad de lo vivido, y de lo que me queda por vivir. El ego instintivo ya no tiene una masa crítica importante. Cuando esto ocurre, son momentos duros, ya que es como si hubiéramos destruido todo los que nos sostenía y todavía no tenemos nada que lo reemplace.

En cada cambio de fase se produce un sentimiento que se podría definir como “tierra de nadie”, no sé dónde estoy, quien soy y porqué estoy aquí, justamente volvemos a hacernos las preguntas por las que un día decidimos venir a esta Escuela de la Vida, y aprender estos conceptos de la experiencia y el conocimiento de uno mismo, más allá de sus propios límites.

Esta etapa es de mucha lucha interna con nuestros propios personajes, pero a la vez fascinante y muy enriquecedora. Es la etapa del descubrimiento, todo empieza a tener un color diferente. Nos empezamos a sentir fuertes para salir al mundo y colocarnos en un lugar visible y próspero, el ego aquí ya tiene una madurez que le permite virar el objetivo y valorar lo aprendido, ahora es consciente que tiene que descubrirse sin velos y siempre unido al entorno, que será el que le dé ese conocimiento que necesita, se hace consciente del Universo Espejo y todas sus enseñanzas. En esta etapa ya no hay miedo al dolor o a las relaciones, ahora sabemos que son necesarias para consolidarnos en el mundo y experimentar y alcanzar los sentimientos más elevados  y así elevarnos con ellos. Aquí el ego ya siente amor a sí mismo y a los demás. Para que todo esto se dé en cada una de nuestras etapas, tendremos que habernos transformado, o lo que es lo mismo tendremos que haber “muerto” infinitas veces.

Cada vez nos sentimos más integrados con nosotros mismos, el empoderamiento es la fase siguiente dentro de las etapas de madurez del ego. Aquí ya hemos conseguido que el entorno no sea una amenaza, sino más bien un lugar de conocimiento y avance, el miedo ya no es dominante, ya no vives en un constante miedo. El ego se encuentra en cada individualidad incluso en el propio átomo.

Tenemos ego físico, mental, emocional, alma egoica, y sabemos que cada una de estas partes de uno mismo no evolucionan al unísono, sino que dependiendo de la propia esencia, maduraremos más unos aspectos del ego que otros, lo que sí es seguro es, que cada partícula de ego está sujeta a la misma Ley de evolución. No hay que olvidar que todo se evoluciona a la vez y que estamos y habitamos en todas las fases evolutivas, lo que hacemos al avanzar es ir desplazando masa crítica de una zona a otra sin riesgo de involución pero sí de estancamiento.

En la ancianidad del ego vemos como la sabiduría adquirida en la experiencia es la gran riqueza, que sin el ego o nuestro motor de avance - como también se le puede denominar -, no habríamos conseguido alcanzar quienes somos.

Lo que se podría pensar que es un caos evolutivo - ya que todo sucede a la vez y no escalonadamente -, es más bien todo lo contrario, debido a que las partes egoicas más evolucionadas ayudan a las otras por arrastre en su elevación.
Dentro de todos los procesos existe el riesgo de acomodamiento o zona de confort, una vez alcanzado aquello que se pretendía en cada una de las etapas, aquí es donde la Ley es clara, “el círculo no se pasa” es el que dictamina los límites de estancamiento evolutivo graves, que afecten a un individuo y que además tenga efectos de parada también en un colectivo.

A través del Cuerpo Intermedio creamos vida. Vida inconsciente, co-creamos nuestro inconsciente familiar, co-creamos nuestro inconsciente social, co-creamos nuestro inconsciente colectivo humano, co-cramos el inconsciente planetaria, también el de nuestra mónada cósmica u origen cósmico – el concepto de mónada se explica en la 2ª Etapa del Viaje -. El ego colectivo no es más que un espejo de nuestro propio ego. Cada vez que un individuo evoluciona, su ego está evolucionando también todos los egos y por tanto contribuyendo a que los individuos que forman su sistema también evolucionen.
Tengamos en cuenta que el ego de un colectivo también tiene todas las distintas partes por evolucionar, aquí sería justo aplicar el Principio Universal de Correspondencia.

Ahora que ya sabemos que estamos también en la última etapa de evolución, vayamos hacia ella con todas nuestras fuerzas evolucionando aquello que nos acerca a nosotros, demos un salto y pasemos de nuestro ego inferior al ego superior donde la visibilidad es cada vez más clara y diáfana. Para ello seamos valientes y empecemos a desenmascarar a nuestros personajes.

Karme Millán
Co-fundadora de Temple Inanna y AHESAT

ABRÓTANO HEMBRA (Santolina Chamaecyparissus)


En esta época del año podemos observar en nuestras salidas por el campo esta llamativa planta medicinal llamada también manzanilla amarga, hierba lombriguera, manzanilla de Mahón y hierba piojera entre otros muchos nombres conocidos.
Sus hojas poseen un color verde grisáceo y las flores son unas cabezuelas de un amarillo intenso; es rica en aceites aromáticos, lo que le confiere un particular olor parecido al de la manzanilla pero más fuerte.
Medicinalmente se utilizan flores y semillas. Éstas se recolectan en verano, se secan en un lugar oscuro y aireado y posteriormente se guardan en un recipiente limpio y hermético para no perder la esencia.
En uso interno se prepara una infusión con 7 cabezuelas florales tanto para facilitar las digestiones como en el caso de desear provocar la menstruación y/o aliviar su dolor.
Internamente también se preparan infusiones con una cucharadita de postre de semillas de santolina por taza de agua en el caso de querer eliminar las lombrices intestinales. Se toma ésta infusión todas las mañanas con una cucharada de miel durante 7 días. Repetir otro ciclo igual al mes. Es uno de los mejores antiparasitarios naturales que existen.
En uso externo su decocción la utilizaremos como tónico capilar, para los piojos, para aclarar el cabello, para desinfectar heridas y baños oculares.. Añadida al agua de baño su acción sedante y antiinflamatoria nos ofrece un efecto relajante y analgésico.
La planta seca en saquitos junto con lavanda o colgada en los armarios protege de las polillas además de aromatizar la ropa.
También la podemos utilizar en la elaboración de ramos de flores secas.
En la antigüedad le atribuyeron propiedades mágicas, decían que su olor reconfortaba y ahuyentaba a las sabandijas; también que un ramillete de Santolina era el mejor remedio contra el espíritu compugido.
¿Quieres añadir otra hierba a tu botiquín casero?¿ Pues a que esperas?.

Mari Ángeles Calvo

¿EVA ó LILITH?

Resultado de imagen de eva y lilith

Puede parecer una pregunta estúpida, pero vamos a ver a ambas y después la volvemos a plantear.
En primer lugar a Lilith no se la conoce como a Eva, ella además de no haber sido bien vista, cuando se la ha mencionado, siempre ha sido para desdeñarla como mujer, en cambio de Eva hemos escuchado hablar constantemente, no por motivos mucho mejores, pues parece ser la culpable de todas las desgracias del hombre, sino porque la Santa Madre Iglesia, nos ha argumentado lo grave de su pecado con la dichosa manzana.
Hoy día, cuando escucho estas sandeces, me pregunto como ha podido ser que el ser humano, se haya creído semejante idiotez. Es como si nos hubieran idiotizado con un poderoso brebaje, y al inculcarnos creencias de este tipo, no hubiéramos tenido la oportunidad de elegir pensar por nosotros mismos. Hoy día, gracias a Dios, parece que el brebaje ha dejado de ser efectivo y aunque sea lentamente, cada uno de nosotros va despertando a un mundo en el que no es necesario que ninguna institución, que diga hablar en nombre de Dios, te diga lo que tienes que pensar, creer, y hacer, para ser acogido en su reino. Hoy en día, la mayoría ya sabemos que eso no es cierto y que los únicos pecadores por falacieros, son ellos. Dicho lo cuál, veamos cuál es el Arquetipo de Eva y después veremos cuál es el de Lilith.
Podemos describir a Eva, como una mujer sensible y frágil, quien siempre le mira a él para que le dé su aprobación, ella también es muy sentida por todo, y necesita de la compañía constante de Adán, pues ella nació de su costilla y le pertenece sólo a él. Además como pecadora que es, tiene una gran necesidad de complacerle, quiere que siempre se sienta como el rey, y por eso atiende todas sus necesidades, incluso las sexuales. Deja que su Adán domine la situación, si él opina que las cosas tienen que ser de algún modo, ella acepta con total sumisión, nunca osa contradecirlo, porque sabe que eso supone un grave disgusto para él y no le quiere hacer pasar un mal rato. Para más recochineo, su Adán conoce todas estas debilidades y en lugar de empoderarla, se dedica a acusarla y a culpabilizarla por todo lo que hace mal, así tiene asegurado su reinado, es la política del miedo. Sé poderoso –se dice a sí mismo – y vencerás siempre. Como ella es del sexo débil, y no tiene ni oficio ni beneficio, pues no le queda otra que aunque no le guste, estar dispuesta para todo lo que el señorito le exija. Si se tiene que abrir de piernas, se abre, si tiene que limpiar la casa, limpia, si tiene que hacerse cargo de los hijos, es la mejor madre, si tiene que volver a abrirse de piernas, se abre, si tiene que cocinar, cocina, si tiene que estar hermosa para continuar siendo atractiva, no vaya a ser que se busque a otra, aunque demacrada, intenta estar guapa y llevar siempre una sonrisa, pues nunca se olvida que por su culpa, su familia no tiene acceso al paraíso.
Cuando ya no puede más, llora desconsoladamente, preguntándose porque ella no tiene derecho a ser feliz, es entonces cuando una voz interior le dice que recuerde su papel como mujer y que a su muerte él le acogerá. Entonces si hay dudas, le habla de la madre de Jesucristo, de una mujer verdadera, que eligió Dios para que naciera su hijo, y bla, bla, bla. Y aquí no acaba la cosa, como las creencias de Eva son muy poderosas y no tiene espacio para pensar por sí misma, sus propios pensamientos se tiran contra ella, incluso por dentro, destronándola todos los días de su existencia y obligándola a pedir perdón a Dios, por la osadía de haberse quejado siquiera un poco. Entonces es la oración, el rosario y la parafernalia que nunca sale del corazón, la que domina, imperando el patriarcado en todo su sentir, por dentro y por fuera.
Cuando la Eva despierta, lo hace poco a poco, con cuidado, seguramente tras superar largos tragos de oscuridad consigo misma, largas fases de victimismo, de baja autoestima, de sin cariño, de depresiones y ansiedades incontrolables, que la obligan a realizar transformaciones importantes, pues se le desmoronan sus creencias y su vida artificial, llena de obligaciones y complacencias, que no le aportan ninguna satisfacción personal.
Los miedos de Eva subyacen sobre todo en sus sentimientos de incapacidad para ser nada de todo aquello que nunca experimentó. Para ella el mundo puede ser un lugar irascible, lleno de depredadores, donde existen todo tipo de adanes que a la mínima le harán sentir despreciable por su inexperiencia para ganarse la vida o sentirse una mujer libre.
El tránsito entre Eva y Lilith, es duro, no es nada fácil, hay grandes programas subconscientes que eliminar definitivamente y eso supone una voluntad clara de crecimiento. Como esposa tuvo que ser la mejor, la más hermosa, la más servicial, la más cariñosa, la más sensual, la más todo. Como madre tuvo que ser ejemplar, una gran madre, protectora de sus hijos, entregada a ellos, convirtiéndose esos hijos muchas veces en una prolongación de las actitudes del padre. Tuvo que ser consejera, enfermera, y todo aquello que su hogar le exigiera cada uno de sus días y noches. Eva no recuerda cuales son sus sueños, no sabe qué hubiera hecho con su vida si no se hubiera casado y tenido hijos, no puede imaginarse de otro modo, pues nació programada para continuar el linaje femenino, buscando a esa Eva que algún día pudiera ser perdonada por Dios y por los hombres, para recuperar el paraíso.
Eva en el fondo es una gran mujer que no se conoce a sí misma, pero que si conoce su resistencia ante las experiencias de la vida. Es una mujer múcho más fuerte de lo que cree. Ahora después de toda esta anulación de su ser, solamente le queda, desear conocerse más allá de lo conocido y atreverse a adentrarse en mundos desconocidos, solamente ahí se verá con otros ojos y recuperará una parte de ese paríaso perdido para aprender a disfrutarlo, porque yo creo que se la ha ganado.

Tras toda esta sumisión patriarcal y todo este arquetipado religioso, una fuerza interna que hasta ahora siempre estuvo en silencio, parece despertar. Se trata de la mujer que no vive con fronteras, que sabe que las barreras solamente se las pone ella y que las puede retirar cuando quiera, para alcanzar a vivir lo que se proponga. No es en nada una imitadora del hombre, es una amazona, que sube a su caballo y galopa, libre de ataduras, de creencias absurdas, de culpabilidades impuestas, capaz de liberarse de apegos y arriesgarse en esos mundos que fueron infranqueables por orden patriarcal. Lilith ha derribado en su interior cualquier orden que no proceda de ella, ahí nada tiene palabra ni argumento de hombre, ella ha aprendido ha atender su voz interior, pero la suya, no la de sus creencias, la reconoce y sabe que si la atiende será la mujer que elija ser, libre de un linaje que pretende no morir nunca como lo que es. A Lilith no le queda otra que lucharse su esencia, sentir la traición al clan, arriesgarse a ser repudiada si elije no casarse, o no ser madre, o lo que sea que no cumpla con los cánones. Lilith no tiene tiempo que perder, ya ha perdido bastante, busca su caballo y salta sobre él, aventurándose a equivocarse, sabe que si ocurre, tiene fuerza para volver a levantarse y que ese halo de víctima, ya lo aprendió a destruir para ponerse en la piel de Lilith.
Gracias a la existencia en el inconsciente colectivo de Lilith, el género femenino hoy puede continuar viviendo en este “inhóspito” planeta, sin sentirse esclava del sistema patriarcal que se ha establecido y que hemos contribuido en su creación todos.
Hoy, cuando este sistema patriarcal comienza a desmoronarse para desvelar las lesiones y limitaciones que ha infringido a la humanidad, Lilith levanta la cabeza y sabe que es su momento, el momento de presentarse victoriosa con la cabeza alta, las manos limpias y los ojos enamorados de la vida, sabiendo que todo el dolor sufrido y toda lamentación expresada es fruto de un camino de aprendizaje que cada individuo a su ritmo y a su modo está restableciendo y aprendiendo a amar.
La Luna Negra, como también se la conoce, nos muestra donde tenemos ese poder que ha permanecido a veces oculto y escondido y otras inmaduro como para haberse expresado de forma manipuladora.
Este presente nos invita a conocer mejor a nuestro aspecto Lilith y a madurarlo para sacarlo a la luz, sin sentirnos menos amadas, ni irreverentes, ni pecadoras, ni nada semejante. Lilith es hoy un exponente del empoderamiento femenino, quien camina de forma autosuficiente y consciente del grupo y del poder de la unidad, quien toma decisiones sin que nadie le tenga que decir qué es lo que más le conviene, es también quién decide sobre su rol femenino, si desea o no ser madre, si se compromete con una pareja o prefiere caminar sola y experimentar con todas las relaciones que le apetezca de forma libre, madura y consciente, sin por ello creerse puta, loca o rebelde.
Lilith es la mujer que se aprecia como mujer y que se sabe tan poderosa como él, caminando a la par, sin colocarse jamás detrás u ocultándose para no hacerle sombra, tampoco compite con el hombre y le quiere adelantar, se reconoce como igual, simplemente con distinta sexualidad.
Vive su feminidad tal cual es, sin reglas impuestas, sin directrices ni dogmas. Si es bruja, lo muestra sin tapujos, ya no tiene miedo a ser quemada en ninguna hoguera, ni juzgada por los patriarcas que dicen hablar en nombre de Dios padre todopoderoso creador del cielo y de la tierra, porque ellas conocen el poder divino de la madre tierra y de la naturaleza y saben que Dios es mucho más que padre, pues también es madre y es hijo, y lo es todo.
A Lilith ahora nadie puede manipularla con falsas historias bíblicas ni leyendas en las que las mujeres para ser felices tienen que ser princesas y esperar a que un príncipe poderoso de materia las ame y las haga felices, ellas saben ser felices por sí mismas y saben elegir como vestirse, pues pueden ponerse vestidos monacales, ostentosos, de diseño, o pueden ir desnudas, o tapadas con harapos, con abalorios étnicos que les recuerdan su paso ancestral por este planeta y sus culturas, sin dejar nunca de ser ellas mismas.
Lilith ama su cuerpo, lo bendice y lo venera, tenga las medidas que tenga, nada externo la fija en estereotipos ni le dice lo que es o deja de ser la belleza. Ella ya se sabe bella por el simple hecho de ser mujer. Ha aprendido a comunicarse con su útero, lo reconoce como fuente de toda creación, lo sana y al mismo tiempo ayuda a sanarlo a sus compañeras de viaje, pues entre ellas no hay distinciones, ni razas, ni creencias que creen ni muros ni barreras, Lilith sabe que la experiencia de todas es la riqueza del planeta y que su unión, su fortaleza.
Cuando Lilith pare un hijo sabe que no le pertenece, que ella únicamente ha prestado su poder de gestación para que ese Espíritu encarne y lo hace por amor, por verdadero amor, sin pertenencia ni posesión. Para ella los hijos que parió y los hijos que parieron sus compañeras, son lo mismo, quiere lo mejor para todos sin distinción. Lilith ama sin más, per sé porque ha sido la propia vida su mejor maestra y para Lilith la experiencia es una joya indestructible que ha convertido en su combustible. El pasado para Lilith es el poder de la vida encarnada en el presente con la sabiduría para crear un futuro diferente, donde ningún dolor vivido tenga que repetirse y sobre todo sabiendo que en el presente ya lo tiene todo. No pide, no reclama, no le falta nada, sólo sonríe, ama y agradece.

¿Y ahora tú quién eres…? ¿Eva ó Lilith? Seas quien seas no te olvides jamás de tus atributos esenciales, ahí nada ni nadie podrá matar todo aquello que con tu sabiduría creaste, porque más allá de todo este mundo terrenal, viva la DIOSA que llevas dentro. Es el momento de descubrir tu poder celestial.


Joanna Escuder

MI ANCIANA MAGA


Mi Anciana Maga vive en las profundidades marinas, mecida por el oleaje salado y nocturno del mar, toda ella envuelta en una piel de gelatina gris.Por encima le asoman, salidas, sus orejillas diminutas; cara abajo, le pesa el hocico largo, húmedo, bigotudo. De un bostezo, es capaz de desencajar sus mandíbulas y descubrir una fosa de pliegues y más pliegues de carne rosa donde se clavan sus colmillos sin piedad. Sus pechos son pequeños, con los pezones lamidos de tanto amamantar; el vientre es hueco pero siempre hinchado, la cueva en la que gestó a su prole, ahora vacía para que retumben gritos y resuenen llantos de otras que por parir están. En su regazo acuna a niños tristes tarareándoles nanas de peces, lunas y mareas.

            Mi Anciana Maga ha contado y escrito todas las historias de ancestros y vidas pasadas. Ha contado la injusticia de sus niñas, madres, abuelas y hermanas. Mi Anciana Maga es una gran escritora y chamana. 
Siempre ha estado allí, en las aguas más negras de mi inconsciente, dormitando, aguardando el momento en que la careta de niñita-que-ya-no-toca se me agrietara por fin y pudiera enfrentarme a la visión de tanto hocico, paladar y maxilar gigante.

La fui a buscar sin yo saberlo en el sueño más extraño que tuve jamás. 

Me adentraba en una playa de noche para seguir y reunirme en el mar con el hombre al que deseo. Cuando de pronto, en el preciso instante de entrar yo en el agua, una  enorme ola escupía a hombre y monstruo. Nos encontramos entonces los tres en las rocas, yo sentada junto a él y enfrente mío ese ser erguido en su asiento: un gran hipopótamo con protuberancias y deformidades en toda su faz que no dejaba de mirarme con ojos de persona sabia. Nunca había visto a un ser tan feo, tan abominable, todo instinto y sin embargo con ojos de agua humanos. En cualquier momento podía reventarnos, pero yo seguía bajo el embrujo de esos ojos que algo querían decirme. Repulsión y atracción, enigma y esfuerzo por entenderme adormecían porque…Yo soy ese monstruo.

Fue éste el despertar de mi hipopótama de agua salada, mi Anciana Maga, que me enseña que ya no tengo por qué apretar dientes, ni acallar voces; que puedo rugir mi originalidad, liberar a mi dentadura de sonrisas complacientes y exhibir colmillos torcidos a quien ose ponerme en peligro.Es un instinto sabio y justo que no cargará sin motivo, que protege y mira con benevolencia a quién bien le quiere.

Después de ese sueño es mucho más fácil conjurar a mi Anciana Maga. Basta, por ejemplo, con percibir en un mismo paseo la conjunción de una buganvilia fucsia, el arrullo de una tórtola, el vuelo cruzado de siluetas negras sobre mi cabeza,y correr a apuntarlo todo en un trocito de papel: “buganvilia en flor, canturreo de tórtola, golondrinas acróbatas, vuelo ciego de murciélagos”. Con la confianza de que dentro de poco podré incluirlo en una buena historia y, así, ir redimiendo a mi hipopótama de su escondite en la garganta más oscura del mar.

Blanca Puignevat
3 de Junio de 2017